A pesar de las dificultades que fuimos teniendo a lo largo de todo el proceso, nos planteamos un reto “Que los jóvenes se den cuenta de la importancia que tienen las personas mayores en nuestra sociedad”; por ello nos planteamos la opción de realizar presentaciones a la ESO sobre la labor que realiza Cáritas en el entorno de ancianos, y sobre el voluntariado que organiza junto con la parroquia del colegio.

Nos pusimos en contacto con el director de la ESO, y nos dio la opción de ir a las clases del curso de 4ºESO. Por lo que durante una semana acudimos a cada una de las clases ha exponerles tanto nuestro reto, como el proyecto en general, ya que muchos se interesaron en saber en qué consistía y por qué estábamos haciendo esa presentación.

Tras haber realizado todas las presentaciones, algunos alumnos del curso, nos transmitieron que habíamos logrado nuestro reto; es de cir, que no sólo valorarían más a las personas mayores, sino que también se van a animar a probar el voluntariado.