Nuestro reto consisitía en concienciar a los jóvenes de entre 3º de la ESO y 1 de Bachillerato sobre el peligro que conllevan las adicciones. Elegimos a este público porque considerábamos que es la edad donde se empiezan a experimentar cosas nuevas al ser una etapa difícil, y entre estas cosas se encuentra el consumo de las drogas.

Para llevar a cabo nuestro proyecto nos pusimos en contacto con la ONG que había elegido previamente, que trata sobre estos temas, y les ofrecimos la posibilidad de asistir a una clase de 3º de la ESO a hablar sobre el peligro de las adicciones. Aceptaron encantado e inmediatamente; les pareció una idea muy buena. El problema nos llegó a la hora de comunicarnos para concordar una fecha, debido a nuestra falta de revisión del correo, pero afortunadamente pudimos arreglarlo y todo salió fantásticamente.

Durante la charla a los alumnos se les veía atentos e interesados y cuando al final les preguntamos nos dijeron que les había gustado mucho y nos propusieron dar más charlas en las demás clase, sin embargo por problemas de horarios no pudimos llevarla a cabo.

El grupo A6 consiguió su reto y está orgulloso de ello.