Aquí aprendimos con Rafa como contar un cuento a los más pequeños del colegio siguiendo una serie de instrucciones básicas para poder conectar con ellos y para que estuviesen en todo momento atentos al cuento elegido que era “Cuatro esquinitas de nada”. Elementos importantes eran la entonación, utilizar un lenguaje sencillo y ameno y contarles el cuento mediante dibujos, marionetas… y hacerles participar preguntándoles en algún momento para que averigüen cómo continúa el cuento. Sin ninguna duda, fue un taller muy interesante en el que descubrimos la faceta de cuentacuentos de nuestro profesor.