El cuarto día la rutina cambió. Esta vez se comenzó haciendo los talleres en los que cada integrante del grupo tuvo su papel. Algunos de nosotros, por ejemplo, asistimos a un taller acerca del trato con niños de educación primaria, que nos servirá posteriormente a la hora interactuar con ellos en jornadas venideras el próximo mayo, cuando les mostraremos el trabajo realizado durante esta semana de proyecto y llevaremos a la práctica el reto que nos planteamos. Más tarde, se llevó a cabo una salida desde el colegio en dirección al MediaLab-Prado, un espacio del Ayuntamiento de Madrid destinado a sala de exposiciones sobre todo tipo de temas y objetos. En este lugar, será expuesto nuestro proyecto final para combatir la violencia de género, al igual y junto a los distintos proyectos que han desarrollado los compañeros del resto de grupos. A continuación, cuando llegamos, esa misma mañana empezamos a moldear en mi grupo nuestro trabajo final, aprovechando la oportunidad de poder asistir presencialmente. Todo esto fue bastante dinámico y alegre, se respiraba un ambiente de trabajo y colaboración, entre los miembros del propio grupo y también con otros, muy inspirador en un entorno inigualable. En conclusión, la fase de desarrollo correspondiente a este día se llevó a cabo confortablemente, sobre todo los ya nombrados talleres con los niños y la visita al MediaLab-Prado.

IMG_0421 IMG_0422